#
13
0
185

LUGARES DE INTERÉS

RINCONES ENTRAÑABLES QUE VISITAR

 

Río Mijares: la existencia de un curso de agua transparente, sin contaminación y constante a lo largo de todo el año que atraviesa todo el término municipal confiere a este municipio un atractivo especial por dotar de mayor riqueza y diversidad al entorno natural.Dentro del río hay que citar algunos atractivos particulares como la piscina natural que se configura como la zona de baño más utilizada en el entorno del casco urbano y las espectaculares paredes del cañón del Azud.

La Fuente Caliente, famosa  por la calidad de sus aguas minero-medicinales. Están clasificadas como bicarbonatadas cálcico-magnésicas e indicadas para el tratamiento de la obesidad, gota y enfermedades del estómago. En el año 1906 obtuvieron reconocido prestigio gracias al diploma y medalla de oro otorgados en la Exposición Regional Valenciana. Además de la Fuente Caliente, en el término municipal de Toga podemos encontrar otras fuentes como las del Vasall y del Tablar.

El Castillo de origen árabe ubicado en la parte baja de la población, junto al cauce del río Mijares. Su construcción y funcionalidad hay que relacionarla con la importancia estratégica del lugar, aguas abajo del angosto paso del estrecho de Toga, imponente desfiladero del Mijares. En la actualidad se encuentra en un estado de conservación bastante precario, aunque todavía se pueden admirar algunos lienzos de la estructura defensiva externa.Es de planta irregular y con el tiempo pasó de ser una obra militar y estratégica a convertirse en un castillo-palacio señorial. 

Arcos del Portalet y San Antonio: estos arcos representan una atractiva y significativa muestra del antiguo trazado urbano de la localidad. Ambos se conforman como elementos pasantes, es decir que se sitúan por encima de una calle y comunican varias viviendas o forman parte de una vivienda. El de San Antonio soporta la capilla que alberga la imagen del santo. 

En las afueras de la población, encontramos en un paraje conocido como La Alameda las ruinas de la Ermita de San Juan, también conocida como de Santa Bárbara por haber compartido en otros tiempos esa advocación. Este derruido templo fue construido en el siglo XVII. Situado sobre un pequeño desmonte junto al camino, su estado es de completo abandono, habiendo perdido parte de sus paramentos y cubierta. Antiguamente se realizaban romerías a la ermita, animadas por la creencia de que las aguas de la cercana ribera tenían propiedades curativas.

Castillo de Ganalur o Yacimiento del Castillet: poblado ibérico asentado en una colina que domina un amplio meandro del Mijares. En el yacimiento se han encontrado restos de época íbera (siglos V-I aC) y de islámica (siglo XIII). En la actualidad, sólo quedan restos cerámicos ya que una posterior ocupación medieval ha borrado cualquier inicio de la disposición espacial del hábitat ibérico. En cuanto a la ocupación musulmana, parece corresponderse con el estilo Ganalur, citado en documentos de los siglos XIII y XIV y, sin duda, es el origen de la actual población de Vallat, de la cual dista menos de 2 kms en línea recta. Los restos de esta construcción se encuentran muy dispersos entre la espesa vegetación del lugar.